viernes, 6 de julio de 2012

La pesca de salmón en Yemen

 

(The Salmon Fishing in Yemen, Reino Unido, 2011)

Compositor: Dario Marianelli

Sello: Lakeshore Records

Duración: 38,88 min.

 

Estamos ante una bonita banda sonora para una más que aceptable comedia. Y todo empieza, conceptualmente, como la música que Gary Yershon compuso para la estupenda Another Year. Y, de hecho, sorprende que sea este estilo musical el elegido para una comedia. Pero pronto descubriremos que no es tan sencillo. Que hay más de lo que Maranelli nos enseña en “Prologue”.

Es verdad que hay cortes más clásicos en cuanto a orquestación y giros musicales como “Inspirational Sheikh” y “To The Yemen”. Todas ellas con inspiración musical del folclore de los países de Oriente Próximo, entre los que se sitúa la acción de la película. Recuerda en algunos compases a la maravillosa música creada por Alberto Iglesias para Cometas en el cielo. Hay incluso un espacio abierto para más profundidad dramática en “A Turn for the Worse” o “Disaster”. Es una pena que el compositor no ahonde un poco más en el desarrollo de estos momentos.

Es increíble la capacidad de Marianelli de conseguir esa carga dramática con composiciones aparentemente tan sencillas. Haría falta la partitura para un análisis musical más exhaustivo, pero el truco está en la elección instrumental, en una orquestación sin recargar y un ritmo pausado en el que todo pasa con una naturalidad sorprendente. En conjunto generan una armonía tan especial como emotiva que, por momentos recuerdan a un John Barry ya casi olvidado.

Seguimos añadiendo piezas al puzzle con “Machinations”. Una maravilla rítmica que posiblemente es lo mejor de toda la partitura. Si no fuera por la guitarra eléctrica, recuerda por momentos (y salvando las distancias) a la detectivesca Tintin del maestro John Williams.

Pero la verdadera joya que encierra esta partitura la encontramos en “Scotland”. A esos retazos musicales del Medio Este, el maestro italiano le añade la flauta y el whistle para darle un toque maravilloso de jiga escocesa. Este mismo procedimiento lo utilizará de nuevo en “Salmon Fishing” y en “Big Proyects”. Aunque su verdadero desarrollo llegará para cerrar el círculo en “Happy Ending”. Si uno está atento, escuchará hasta una gaita en pleno Oriente Próximo.

El único posible pero que se le puede encontrar a la música de esta película es que por momentos parece un poco encorsetada. No deja lugar a la inspiración, al instinto del magnífico compositor italiano. Pero no nos engañemos, aunque verdaderamente no hay melodías y temas sobresalientes, todo encaja a la perfección con el clima de la película.

Una sobria composición, en resumen, que nos arrastra hacia las aguas calmadas de un sutil optimismo que hasta ahora sólo habíamos conocido de refilón en las notas compuestas por Marianelli. Baste recordar la maravillosa y más dramática Jane Eyre. Una música muy acorde con una película cómica, pero con la misma sutileza del humor sin carcajadas que se desprende del guión y las imágenes a las que acompaña.

 

M8mm

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada